Estas pastas sin gluten de alta calidad, hechas de arroz blanco orgánico y harina de quinua (roja y blanca), le dan una textura al dente digna de pasta de trigo real.